top of page
Chica depiladora

como  me  siento

En primer lugar: afortunada. Desde muy chica padecí hirsutismo / hipertricosis y pensé que no iba a tener solución alguna por más tecnología que la ciencia lanzara. 

Lo comprobé atendiéndome en muchos lugares en los que se minimizó mi condición, desatendiendo también al estrés asociado a mi "exceso" de vello corporal y cómo esto me hacía sentir. Más allá del resultado, las experiencias fueron de lo menos memorables.

Por eso Casa Puan: recopilé absolutamente toda la información existente, trabajé en equipo con doctores pioneros en láser en Argentina y depilé a cada persona con el propósito de ser la depiladora que me hubiera gustado tener.

 

Y acá estamos, van 10 años de resultados perdurables, anécdotas, risas y muchísimo pero muchísimo amor.

Stef.

bottom of page